Directorio de Taxis

Trucos | Comentarios | Consejos

Cual Es La Mejor Semilla Para Hacer Sacos TRmicos?

Cual Es La Mejor Semilla Para Hacer Sacos TRmicos
Tipos de semillas para saquitos térmicos – Semillas – Fuente: Pixabay/frankin1212 Son varias las opciones para rellenar las bolsas de semillas, Es habitual utilizar huesos de cereza o de aceitunas, aunque la desventaja de estos es que no son demasiado ergonómicos. Las lentejas y los garbanzos, sin embargo, dan muy buen resultado y aguantan mucho tiempo el calor.

  • Es frecuente usar arroz, semillas de mijo o semillas de trigo,
  • Estas son pequeñas y se adaptan sin problema al cuerpo, por lo que resultan una buena opción.
  • No obstante, en este caso tienes que tener en cuenta que, con el paso del tiempo, pueden aparecer bichos en el interior, así que hay que tener mucho cuidado.

No es nada agradable encontrarse los gorgojos en las semillas. Puedes cambiar con frecuencia el relleno de tu saco térmico si utilizas algunas de estas opciones o bien comprar semillas específicas y tratadas para este uso, que encontrarás en tiendas especializadas y plataformas online,

¿Cuál es la mejor tela para hacer sacos térmicos?

COMO HACER UN SACO DE SEMILLAS – ¡Hola de nuevo!, han pasado tantas cosas desde la ultima vez que me pasé por aquí., que tengo muchos tutoriales pendientes de editar. Espero a partir de ahora poder hacerlo mas a menudo. Os cuento algunos cambios que vais a ver en el blog a partir de ahora.

  • En los tutoriales publicados en el blog vais a encontrar un documento,pdf para descargar, con las intrucciones, materiales y plantillas.
  • Además el paso a paso, con imágenes también lo voy a subir en una sola imagen.
  • Creo que de esta forma es más sencillo si lo queréis descargar y tenerlo a mano, o para verlo de forma conjunta más rápidamente.

También, en tutoriales más complejos, intentaré subir pequeños vídeos con el paso a paso. Para empezar, quería enseñaros un pequeño tutorial de como hacer un saco térmico de semillas. Es un proyecto sencillo, y que podéis hacer para vosotros, para regalar o para vender. PREPARACIÓN Para hacer un saco térmico, necesitamos telas de algodón 100%, El tipo de tela es muy importante, porque es necesario que el tejido transpire y que sea agradable al tacto, por eso los tejidos de algodón 100% son los mejores. Dentro de este tipo de tejidos, podeis encontrar telas de patchwork, que a mi me encantan por su diseños y otro tipo de telas como popelin, muselina.etc.

telas de patchwork

Luego necesitamos semillas, para rellenar nuestro saco. Se pueden utilizar semillas de muchos tipos como: arroz, trigo, veza, yeros, huesos de cereza, mijo y muchos más. Lo esencial de estas semillas es que guardan muy bien el calor y al ser pequeñas, son muy agradables al tacto.

La tercera cosa que necesitamos, aunque también es opcional, son hierbas aromáticas, También hay un sin fin de posibilidades. La más usada es la lavanda, también conocida como alhucema o espliego. Las flores de lavanda dan un olor muy agradable y son muy relajantes. Además se pueden usar otras como eucalipto, tomillo.etc.

A continuación os dejo con el,pdf con plantillas: COMO HACER UN SACO TÉRMICO PASO A PASO Ahora vamos con el Paso a Paso en imágenes, como veis es muy sencillo:

Cortar 2 piezas de tela usando la plantilla Encarar derechos y sujetar con alfileres Coser por 3 de los 4 lados, dejando uno de los lados más pequeños sin coser Dar la vuelta Rellenar con semillas y hierbas aromáticas al gusto. Para este tamaño el peso ideal es 220-250 gramos. Cerrar la abertura a máquina o con puntada escondida

Ya tienes listo tu saco térmico de semillas hecho a mano, 100% natural. Espero que os haya gustado este mini tutorial y que nos veamos muy pronto. Espero vuestros comentarios, estaré encantada en atenderos. ¡Mil gracias!

¿Qué semillas se usan para los guateros de semillas?

Contiene semillas de trigo, linaza, boldo, eucaliptus, romero y lavanda que a través de la termoterapia ayuda a aliviar dolores y malestares localizados. En frío ayuda a disminuir las jaquecas, el estrés, dolores de muelas, várices y la fiebre.

¿Qué tipo de semillas llevan las compresas?

¿Qué semillas de cocina se usan para hacer compresas? Sigue esta guía Algunas semillas se utilizan para hacer productos relajantes. Foto: iStock / Foto Ilustrativa Existen varias semillas de cocina que lejos de utilizarse dentro de la preparación de algunos platillos también sirven para hacer compresas ; que después de calentarlos por un par de minutos en el horno de microondas se usan como un remedio casero para tratar algunos dolores musculares o hasta los cólicos menstruales.

Estas compresas elaboradas con un cúmulo de semillas, son diversas y durante años se han utilizado como parte de esos remedios caseros que pasan de generación en generación, ya que son sencillos, prácticos, cómodos y sobretodo naturales, muy adecuados para aliviar el dolor ligero del cuerpo y relajarse mientras se brinda un masaje.

Seguro ya habías escuchado hablar de estas compresas o las haz utilizado, pero para hacer tu propia bolsita de semillas desde casa, te vamos a explicar de manera breve cuáles variedades debes de incluir y después compartirte una sencilla guía básica para poner manos a la obra y hacer un par de saquitos que no está de más tener en casa. Seguro tienes estas semillas en la cocina. FOTO. Pixabay Toma nota de esas semillas por si quieres tener tu propia compresa : Arroz, lentejas,, semillas de mijo o lino son de las más utilizadas si quieres una compresa tipo térmica que aguante un poco de calor e incluso con esas semillas puedes dar un pequeño masaje sintiendo un efecto relajante.

¿Cómo calentar las bolsas de semillas si no tengo microondas?

¿Cómo calentar los sacos de semillas en el microondas? Todos nuestros sacos se pueden calentar tanto en el microondas como en el horno, Para saber cómo calentar los sacos de semillas en el microondas de la forma correcta debes seguir los siguientes pasos:

Colocar el saco en la parte central del plato del microondas, asegurándonos que no toca ninguna pared del microondas y que gira bien el plato.Seleccionar la potencia (es recomendable que sea la máxima posible).Seleccionar el tiempo. Los minutos vienen determinados por el modelo y tamaño del saco (consultar tabla).Comprobar la temperatura. Si es adecuada puedes hacer uso del saco térmico. Si no lo es, debes calentarlo más tiempo, siempre en periodos de tiempo de 30 en 30 segundos.

En cualquier caso, el tiempo para calentar los sacos de semillas en el microondas no debe superar los 3 minutos, No obstante, el tiempo depende del modelo de saco. Algunos de los tiempos establecidos para los diferentes sacos de los que disponemos son:

Tamaño Modelo Tiempo
Sacos pequeños Antifaz Faja bebé Mini 1 minuto
Sacos medianos Articulaciones Gorro Manoplas Saco básico plus Saco mediano 2 minutos
Sacos normales o básicos Zapatillas Cervical Faja lumbar Manta Saco básico Entre 2,5 y 3 minutos

Para que los sacos cumplan bien sus diferentes funciones tienen que disponer de la humedad necesaria para las semillas, evitando así que se resequen a medida que se van usando. Para que mantengan sus propiedades, y además conocer si la temperatura es adecuada, es recomendable colocar un vaso de agua lleno por la mitad junto al plato y el saco, o bien echar unas gotas de agua por encima.

  1. El momento en que el saco tenga el calor necesario el vaso de agua empezara a hervir.
  2. Otra opción para calentar los sacos de semilla sin microondas es hacerlo en el horno.
  3. En este caso, tienes que precalentar el horno a 180º y envolver el saco en papel de aluminio,
  4. Al igual que en el microondas, debes colocar el saco en el centro de la bandeja de horno, evitando que toque las paredes.

En cuanto al tiempo, también depende del tamaño del saco, Para los de menor tamaño debes tenerlos unos 10 minutos y para los más grandes aproximadamente 15 minutos. Si estás interesado en comprar sacos térmicos para calentar en microondas u horno puedes acceder a nuestra, elegir el modelo que te interesa y realizar la compra siguiendo las instrucciones.

¿Qué semilla guarda más el calor?

Tipos de semillas para saquitos térmicos – Semillas – Fuente: Pixabay/frankin1212 Son varias las opciones para rellenar las bolsas de semillas, Es habitual utilizar huesos de cereza o de aceitunas, aunque la desventaja de estos es que no son demasiado ergonómicos. Las lentejas y los garbanzos, sin embargo, dan muy buen resultado y aguantan mucho tiempo el calor.

Es frecuente usar arroz, semillas de mijo o semillas de trigo, Estas son pequeñas y se adaptan sin problema al cuerpo, por lo que resultan una buena opción. No obstante, en este caso tienes que tener en cuenta que, con el paso del tiempo, pueden aparecer bichos en el interior, así que hay que tener mucho cuidado.

No es nada agradable encontrarse los gorgojos en las semillas. Puedes cambiar con frecuencia el relleno de tu saco térmico si utilizas algunas de estas opciones o bien comprar semillas específicas y tratadas para este uso, que encontrarás en tiendas especializadas y plataformas online,

¿Qué tipo de tela se usa para los sacos?

«Vestido de Traje cualquier hombre se ve bien». Parafraseada de ésta u otra forma, seguro que han oído esta expresión. Sin embargo, para que ésta sea cierta, hay que tomar en cuenta 3 factores: la telas para trajes, el color de éstas y el corte del traje, Y para poder definir correctamente estos puntos es importante fijarnos en: – Nuestro gusto y personalidad – Qué uso le vamos a dar al traje: formal, informal, casual. – En qué momento lo vamos a usar: durante el día, en la noche, en ceremonias. – En qué clima lo pensamos llevar.

Una mala decisión en la definición de cualquiera de estos puntos y el resultado puede ser muy alejado de lo que dice esta afirmación, pudiendo llegar a ser catastrófico. LA SELECCION DE LA TELA PARA TRAJES La selección de tela para traje debe hacerse tomando en cuenta nuestro presupuesto y el uso que se le va a dar al traje.

No necesariamente las telas para traje más caras son las mejores; su costo/valor depende de en dónde y para qué vamos a usar la prenda. Pero por más limitada que se encuentre nuestra economía NUNCA debemos recurrir a telas sintéticas como el Poliéster. Éste tipo de tejidos no permiten al cuerpo transpirar, con ellos el calor y el sudor no paran. Además que, a simple vista, es obvia la nula elegancia y calidad de los trajes con este tipo de telas.

Cuando hablamos de las mejores telas para trajes o comprar un traje nos estamos refiriendo a la lana. La lana es una fibra natural que permite al cuerpo transpirar y le da a los tejidos una caída perfecta, ideal para la elaboración de trajes con cuerpo y gran estructura. La tela de lana, o casimir, es un material versátil que resiste a las arrugas y tiene larga vida.

Y a diferencia de las telas sintéticas, los tejidos de lana absorben la humedad del cuerpo y le permiten transpirar. Muy útil cuando el calor o los nervios atacan. En lanas encontramos una gran variedad de telas finas para trajes de hombre y su elección depende del uso que le querramos dar al traje.

  • Existen telas de lana delgadas para época de calor y más gruesa para época de frío: Elige la tela que más te guste para diseña y personalizar tu traje.
  • Las de Merino, Cashmere y Angora son ideales para climas templados y fríos.
  • La lana Merino frecuentemente se mezcla con fibras de Cachemira, Angora, Mohair, Seda y otras que dan como resultado texturas y grosores diferentes, todas telas de gran calidad.

Por ejemplo, las lanas de Holland & Sherry que manejamos en Havoc, siempre son una gran inversión. También hay telas 100% de lana que por la construcción de su tejido mantienen el cuerpo fresco a pesar del calor de la estación y hay otras que por su peso menor a 280 gramos y por su acabado funcionan en cualquier estación. LANAS SUPER «S» El término «Super» se utiliza para medir exclusivamente las telas de lana y se clasifica por números arriba del 100. Mientras más alto sea éste, más fino será el hilo utilizado para elaborar la tela y por lo tanto, ésta será más suave y fresca.

Atención, esto no necesariamente significa que el traje con número más alto sea de mayor calidad, aunque sí, con un «s» mayor, la tela será más delicada y propensa a arrugarse. Si lo que se requiere es un traje resistente y durable, que lo podamos usar con frecuencia – trajes de calle o trabajo –, lo mejor es que nos decidamos por alguno que su lana no sea mayor a Super 110’s.

Pero si piensan hacer viajes de trayectos largos y desean llegar al destino sin arrugas visibles, trajes no superiores a 100’s son la mejor opción. Lana Super 110’s es un tejido que se arruga poco y es resistente al uso contínuo, aunque es mejor descansarlo un día entre puesta y puesta. TELAS FRESCAS PARA LUGARES HUMEDOS Y CALUROSOS. Si bien las telas de lana Super 110’s y números mayores funcionan perfectamente en temperaturas cálidas, no son las adecuadas para trajes que se van a usar en lugares que, además de calientes, son muy húmedos.

En sitios con estas características es mejor llevar trajes o chaquetas de materiales como el Algodón o el Lino. Pero hay que tomar en cuenta que estas telas para trajes no tienen el peso correcto para trajes estructurados, por lo que si lo piensan usar que sea sólo en eventos poco formales. El algodón es una tela duradera que puede absorber el sudor y mantener la frescura del cuerpo.

El lino es la tela que mejor permite el paso del aire, ideal para la playa, aunque se arruga casi nada más con verla. Así que al elegir la tela para traje de hombre tengan claro el uso para el cual lo van a destinar, el clima y el momento del día en que lo van a usar y, por supuesto, lo mejor es buscar el consejo de un profesional.

¿Qué semillas se ponen en las almohadillas terapeuticas?

Beneficios de las Almohadas Terapéuticas Los dolores se han vuelto parte de la vida cotidiana, al igual que el estrés causado por el trabajo, la escuela y diversas tareas, los cuales tratamos constantemente con medicamentos. Sin embargo, las almohadas de semillas ofrecen una opción de alivio por medio de propiedades naturales y su textura agradable.

Manzanilla: Calmante, disminuye cólicos e inflamaciones. Eucalipto: Alivia síntomas causados por asma, gripe y otras enfermedades respiratorias. Menta: Antiinflamatorio, analgésico y antiséptico. Hierbabuena: Alivia síntomas de náusea, fiebre, gastritis, ansiedad e insomnio. Canela: Ideal para problemas digestivas y respiratorios. Zacate de limón: Antidepresivo, despeja la mente, alivia en cansancio y estrés. Lavanda: Relaja los nervios, ayuda a conciliar el sueño, relajante.

Los elementos de la almohada, al ser sometidos a cierta temperatura, desprenden propiedades relajantes. Aunque la temperatura para usarla, dependerá del tipo de dolor que se desee aliviar. Los dolores provocados por artritis, cólicos, gripe y dolor muscular, se pueden aliviar al colocarse calientita en la zona afectada.

  • Ésta puede ser calentada en un microondas; sin embargo, se debe cuidar que el calor sea agradable para la piel.
  • Si se requiere aliviar inflamaciones como dolores de cabeza y pies cansados, debe de utilizarse en frío.
  • Ésta puede enfriarse por unos momentos en el refrigerador o mantenerla a temperatura ambiente.

Para conservar las propiedades de la almohadilla, se recomienda que se meta en el congelador. En Grupo Green Market elaboramos diferentes almohadas de semillas, enfocadas para el descanso y dolores del cuerpo. Conoce nuestro Catálogo de productos en Cuidado Personal.

¿Cómo enfriar un saco de semillas?

Cuándo y cómo aplicar frío (crioterapia) – Los tratamientos en frío en el ámbito de la fisioterapia reciben el nombre de crioterapia. Gracias a la aplicación de frío se rebaja la inflamación y ayuda a disminuir el dolor. Para usar los sacos de semillas en frío, tienes que meterlos en el congelador, durante una hora para los sacos pequeños (por ejemplo antifaz o manoplas térmicas ) y dos horas para los de mayor tamaño como el saco manta o la faja lumbar,

See also:  Cual Es El Mejor Internet En MXico 2022?

¿Qué semillas son buenas para el dolor?

Semillas de lino y aceite de lino (linaza) Son ricas en ácidos grasos Omega-3 y actúan como excelentes analgésicos.

¿Cuánto duran las compresas de semillas?

La compresa de semillas puede durar mucho más de un año si la cuidas bien.

¿Cómo hacer una compresa de alpiste?

Cómo hacer una bolsa de semillas casera – Paso 1 : Empieza cortando dos rectángulos iguales de los dos tipos de tela (estampada y la lisa). En función de cómo quieras que sea el tamaño de la bolsa, se determinará las dimensiones de estos rectángulos. Paso 2 : Coge el trozo de tela lisa y dobla al revés por su mitad.

Cose todo su contorno dejando una abertura. Da la vuelta a la tela cuando ya la tengas cosida. Una vez hayas acabado de coser la bolsa, rellena con las semillas 2/3 partes. Posteriormente, cose la abertura que habías dejado para introducirlas. Paso 3 : Coge el rectángulo de tela estampada, dobla por la mitad por su revés y cose obteniendo una bolsa pero dejando de nuevo una abertura.

Coloca la bolsa de tela lisa ya rellena de dentro de la bolsa de tela estampada, cerrando la abertura que habías dejado, con lo que nuestra bolsa de semillas tendrá dos capas de tela y será más resistente. ¡Y listo! Ya puedes meter la bolsa en el microondas durante 2-3 minutos con un vaso de agua y hacer uso de ella tantas veces como quieras. Los sacos de calor para aliviar dolores también se pueden hacer con pipas de uva,

¿Cómo hacer compresas para dolores musculares?

Terapias de frío – Estos son algunos tipos de terapia de frío. Si usa una toalla helada, compresa de hielo o compresa fría, póngase un paño delgado entre la toalla o compresa y la piel.

Toalla helada. Moje una toalla con agua fría y escúrrala hasta que solo esté húmeda. Doble la toalla, colóquela en una bolsa de plástico y congélela por 15 minutos. Retire la toalla de la bolsa y colóquela sobre la zona lesionada o dolorida. Compresa de hielo. Coloque aproximadamente 1 libra ( 0.5 kg ) de hielo en una bolsa de plástico o en una compresa de hielo que compre en la tienda. Agregue suficiente agua para apenas cubrir el hielo. Apriete la bolsa para sacarle el aire y séllela. Aplique la compresa de hielo a la zona afectada. Compresas frías.

Use una bolsa congelada de arvejas (chícharos) o maíz (elotes). Son económicas, duran de 10 a 20 minutos y se adaptan bien al cuerpo. Mezcle 3 tazas ( 710 mL ) de agua y 1 taza ( 235 mL ) de alcohol isopropílico (para fricciones) en una bolsa para congelador. Selle la bolsa y colóquela en el congelador hasta que se forme aguanieve. Vuelva a congelar la bolsa cuando se derrita el aguanieve. Compre compresas frías que puedan reutilizarse. Guárdelas en el congelador. Algunas están diseñadas para envolverlas alrededor de una zona lesionada, como un brazo o una rodilla.

Baño de hielo. Para preparar un baño de hielo, llene una tina aproximadamente a la mitad con agua fría y hielo. Los deportistas son quienes usan los baños de hielo con mayor frecuencia. Consulte a su médico antes de recurrir a uno. Pueden causar una temperatura corporal peligrosamente baja, problemas cardíacos y congelación. Máquina de terapia de frío. Esta a veces se llama «terapia sin hielo» porque no se usa hielo directamente sobre su cuerpo. Una hielera pequeña contiene hielo y agua. Se envuelve la parte del cuerpo que está tratando con una almohadilla. Corre agua fría por un tubo entre la hielera y la almohadilla. Siga las instrucciones que vienen con la máquina.

¿Cuánto dura el calor de un guatero de semillas?

Cuanto tiempo calentar el Guatero de semillas? Para sacos pequeños aconsejamos probar primero 30 segundos, para medianos de unos 25 a 30 cm lo calientas alrededor de un minuto al microondas y listo.

¿Cómo se lavan los cojines de semillas?

Cuidados y consejos para mantener tu almohada de semillas ¿Ya tienes una almohada de semillas pero deseas conocer más sobre los cuidados que debes tener para alargar su vida útil? Hemos escrito este blog con el propósito de responder algunas preguntas que surgen cuando ya somos clientes habituales de las almohadas de semillas, tenemos una en casa o nos surgen antes de comprar uno. Hay diferentes formas de limpiar una almohada de semillas sin embargo es importante que tengas en cuenta que NO debes mojarla

  1. Humedece un cepillo para ropa o una tela (cerciórate que esté limpia/o antes de usarlo). Puedes hacer uso de un jabón neutro y sin olor, pon solo un poco.
  2. Frota sobre la zona del cojín que deseas limpiar hasta que la suciedad desaparezca.
  3. Limpia con una tela limpia y seca la zona para retirar la humedad y el jabón que haya quedado.
  4. Deja secar tu cojín al aire durante al menos 3 horas. Posteriormente para hacer desaparecer cualquier trazo de humedad ponlo en el microondas por el tiempo recomendado en las instrucciones de uso.
  5. Si deseas puedes aprovechar el calor y usar el cojin de semillas mientras vuelve a la temperatura ambiente o lo puedes dejar enfriar.
  6. Antes de ponerlo nuevamente en su caja cerciórate de que no esté húmedo, y si aún lo está vuelve a repetir el proceso desde el paso 3.

Se puede realizar una funda, para cubrir la almohada de semillas. Esta funda se encargará de proteger el cojín, y podrás ponerla en la lavadora cada vez que sea necesario. (el cojín con semillas no se puede lavar en la lavadora, únicamente la funda) Claro que es posible calentar tu cojin herbal con otros métodos, sin embargo aunque estos métodos son eficaces, son menos eficientes que el horno microondas.

  1. Debes precalentar el horno a 250ºC durante al menos 10 minutos.
  2. Alista tu almohada de semillas, sácalo de la bolsa y ponlo sobre una bandeja o refractaria, cuida que esté limpia y libre de humedad. Entre menos doblado puedas poner el producto mejor. Para mejorar el proceso de calentamiento del cojín puedes colocarlo envuelto en papel de aluminio.
  3. Apaga tu horno y procede a poner la bandeja o refractaria con el producto dentro de este. Ten cuidado que no toque las resistencias del horno, lo ideal es que lo pongas en la bandeja del centro.
  4. Dependiendo del tamaño del producto debes dejarlo más o menor tiempo, nuestra recomendación es que multipliques por 10 el tiempo recomendado de calentamiento en horno microondas. es decir un producto que en microondas se demora 3 minutos en estar caliente, deberás dejarlo al menos 30 minutos en el horno convencional.
  5. Si deseas dejar el producto más tiempo del sugerido, lo puedes hacer, en caso de que aún esté a una temperatura no tan elevada, Te sugerimos revises la temperatura que tiene el producto cada 5 o 10 minutos.
  • Coloca una tela sobre el producto que desees calentar con plancha, enciende la plancha a una temperatura promedio y pásala por encima de la tela que está cubriendo el producto, en este método debes tocar el producto cada 5 minutos para darte cuenta de la temperatura que va adquiriendo, cuando sientas que alcanzó una temperatura ideal debes realizar el mismo procedimiento por la otra cara.
  • Así es también con el secador de pelo puedes calentar tus productos, lo ideal es que el producto no sea tan grande.
  • Pon el secador en su maxima potencia y a 10 centimetros del cojin de semillas, ve pasando el secador lentamente por todo el producto hasta que haya aumentado su temperatura.

La mejor opción para los más naturistas. Calentar los sacos térmicos de semillas al sol es posible. Es un calor natural, sin embargo el sol debe ser lo suficientemente intenso como para hacer que el cojín llegue a la temperatura deseada. Necesitaremos al menos de 3 o 4 horas de sol directo sobre la almohada para que el calor sea el suficiente.

  1. Llena una olla con agua, la olla debe ser del tamaño apropiado para que el producto quepa.
  2. Has una prueba para darte cuenta si el agua no se sale del recipiente cuando coloques la almohada de semillas dentro. Introduce el producto (dentro de una bolsa hermética) dentro de la olla. Lo ideal es que el agua pueda cubrir el cojin herbal sin que esta se salga del recipiente.
  3. Una vez hemos retirado el agua sobrante del recipiente sacamos el producto y ponemos el agua a hervir.
  4. Deja el producto dentro de la bolsa con cierre hermetico, puede ser ziploc, sella bien la bolsa, cuida que la bolsa no esté rota ni tenga huecos por donde se le puede entrar el agua.
  5. Introduce el producto dentro de la olla y colocale la tapa.
  6. Deja calentar el producto durante 10 minutos a fuego medio
  7. Retira el producto con guantes o pinzas, abre la bolsa con cuidado de no quemarte y asegúrate de que el producto esté a la temperatura ideal, si deseas el producto más caliente ponlo 5 minutos adicionales.

Cada producto Tessari lleva sus instrucciones, debes calentar tu cojin herbal el tiempo recomendado en sus instrucciones de uso. Si lo calientas más tiempo del indicado puede quemarse. Dependiendo de la potencia de tu horno, puede que al finalizar el tiempo de calentamiento, el producto no esté lo suficientemente caliente, para lo anterior puedes colocar tu producto por unos segundos adicionales, sin que exceda más de la mitad del tiempo recomendado.

  1. Puede pasar que incluso poniéndolo el tiempo recomendado se queme el producto, ¿Como evitarlo? Debes asegurarte que el plato del microondas esté girando mientras tiene el producto, de lo contrario el calor se concentrará en una zona especifica de la almohada de semillas quemándola.
  2. Lo ideal es que el cojín que adquiriste vaya en una caja, esta le ayudará a conservar su olor por más tiempo, sin embargo si no la tiene, mantenlo en una bolsa hermética y guárdalo en un lugar libre de humedad.

Si estás en tierra caliente lo mejor es que lo guardes en el congelador o en la nevera. Como es un producto 100% natural si no tienes el cuidado suficiente, la almohada podría convertirse en un festín para las hormiguitas. En caso de que lo dejes en el congelador y para evitar que el cojín se humedezca debes ponerlo dentro de dos bolsas plásticas, te recomendamos dos, por que protege mejor al cojín de la humedad y olores externos.

  1. En cualquier caso te recomendamos como mínimo calentar una vez al mes tu cojín.
  2. Cuando utilizas los cojines herbales y los calientas repetidas veces en el microondas, es posible que notes que cada vez le cueste alcanzar la temperatura que tenía en sus primeros usos.
  3. Eso pasa porque las semillas que son 100% naturales van perdiendo el agua que tienen en su interior y con esto pierden un porcentaje de sus propiedades caloríficas.

Para que las semillas vuelvan a retomar esa humedad. Cada 5 o 10 usos de tu bolsa de semillas, debes meterla en el microondas, junto a un vaso medio lleno de agua. Esto le devolverá la humedad que las semillas necesitan para calentarse más rápido y aguantar más el calor.

Pero ojo, solo debes hacerlo cada 5 o 10 usos o las semillas pueden dañarse. Y ten cuidado de acomodar bien el vaso, para evitar que se te riegue a la hora de activar el microondas. Hay cojines de semillas que apenas te caben en el microondas y con los que no podrías acomodar un vaso de agua porque hay mucho riesgo de que se te riegue encima del cojín.

Guarda el saco térmico en el congelador una vez al mes. Solo tienes que meterlo en una bolsa de plástico bien cerrada o hermética e introducirlo unas horas en el congelador, luego sácalo y deja que se ponga a temperatura ambiente nuevamente. Haciendo esto re hidratas la planta aromática y semillas del relleno y con ello, mantendrás el aroma de la almohada de semillas más tiempo.

¿Cómo calentar una bolsa de gel en el microondas?

Descripción – BOLSA DE GEL FRIO/CALOR REUTILIZABLE Compresas de Gel Reutilizable para Frío y Calor. Se adapta fácilmente a la zona a tratar. Mantiene la temperatura por largo tiempo. Muy útil en dolores musculares, jaquecas, contusiones, dolor de muelas, operaciones dentales, hematomas, inflamaciones, esguinces.

  • MODO DE EMPLEO FRIO: Coloque la bolsa de gel en el congelador por espacio de dos horas y luego retírela.
  • Usada para jaquecas, stress, inicio de esguinces, dolor dental, moratones, picaduras de insectos, varices, espinillas, ojos hinchados, quemaduras y efectos de trasnoche, entre otras.
  • CALOR: BAÑO MARIA: Caliente suficiente agua para sumergir el producto, llévelo a un recipiente plástico y sumérjalo hasta que tome temperatura.

MICROONDAS: En un recipiente para microondas con agua que cubra la bolsa de gel, caliente por espacio de cinco segundos, si requiere más calor continúe calentando en intervalos de cinco segundos, hasta alcanzar la temperatura deseada. Usada para artritis, dolores de espalda, bursitis, cólicos, dolor de oídos, tendinitis, sinusitis, tensión en cuello, dolor cervical, desgarros, dolor menstrual, etc.

  • IMPORTANTE Siempre use la bolsa de gel frío/calor en una envoltura, toalla o paño suave y colóquela en la zona lesionada.
  • RECOMENDACIONES GENERALES • Utilice una tela de algodón como protector.
  • Si su piel es muy sensible se recomienda comenzar a utilizar los productos en sesiones cortas (de 10 a 15 minutos).

• Evite roces, golpes o caídas mientras está congelado o en proceso de congelación. • No congele ni almacene alterando la forma original de este producto. • Lávelo con un jabón de tocador y déjelo secar sobre una toalla, no retorcer. • No exponga por largo tiempo a la intemperie.

¿Cómo conservar las semillas para que no se pudran?

Introduccin Habitualmente los huertos en balcones y terrazas son pequeos. Suelen estar formados por varias jardineras o una o pocas mesas de cultivo. Por lo tanto, la cantidad de plantas es reducida y la cantidad de semilla que se necesita para hacer las siembras cada temporada es muy poca. Por ejemplo, un sobre de semilla biolgica de lechuga contiene alrededor de 0,5 gramos de semilla. Esto significa unas 300 a 400 semillas. Aunque a menudo se utilizan de 2 a 3 semillas para asegurar la nascencia de cada planta que sembramos, la cantidad de plantas que se puede obtener con un sobre es muy elevada si lo comparamos con las necesidades de un pequeo agricultor urbano. Independientemente de si hemos comprado la semilla o la hemos obtenido de las plantas de nuestro huerto, siempre existe la necesidad de conservar una parte de la semilla para prximas temporadas de siembra. En un Huerto Urbano se necesita una cantidad pequea de semilla Qu es la semilla En el lenguaje vulgar y a veces tambin en el lenguaje comercial, la semilla es «cualquier cosa» que sirve para reproducir una planta. Por ejemplo, los tubrculos de la patata o los dientes de ajo a menudo se nombran como semillas, pero si hablamos con propiedad, no son semillas. Desde un punto de vista ms estricto y botnico, las semillas son el resultado de la fecundacin del ovario de una flor femenina por el polen de otra flor o de la misma flor. Las semillas son estructuras vegetales secas ya que tienen un contenido de humedad que suele ser menor del 10%. Estan formadas por un embrin, que son las clulas que daran lugar a la futura planta, y por otros tejidos que tienen la funcin de proteger o alimentar el embrin en el momento de la germinacin. Se dice que la semilla es un ser vivo ya que, mientras es viable, respira y mantiene la capacidad de germinar. La germinacin de la semilla dar lugar cuando haya humedad en el suelo. En algunas especies para inducir la germinacin tambin es necesario una poca ms o menos larga de fro o que la cubierta de la semilla se degrade para permitir su hidratacin. No es este el caso de las hortalizas, ya que solo con humedad y una temperatura adecuada segn cada espcie, es suficiente para provocar la germinacin. Semillas de calabaza La viabilidad La viabilidad de la semilla es la capacidad que tiene de germinar y dar lugar a una nueva planta. Las semillas pueden mantenerse viables un nmero muy variable de aos, des de uno hasta 10 o ms aos. Un lote de semillas no pierde su viabilidad de forma repentina. La proporcin de semillas capaces de germinar disminuye progresivamente a lo largo de los aos. Esta disminucin de la viabilidad depende mucho de las condiciones de almacenaje y, por lo tanto, es dificil decir el nmero de aos que se puede conservar la semilla de una especie determinada. A pesar de esto, en la siguiente tabla damos una orientacin del tiempo medio de conservacin de diferentes especies:

See also:  Cual Es La Especialidad De Medicina Mejor Pagada?
Especie Aos
Acelga 4
Apio 5
Berengena 5
Calabaza 5
Cebolla 1
Coles 4
Espinaca 4
Guisante 3
Judia 3
Haba 4
Lechuga 3
Maz 2
Meln 5
Nabo 4
Pimiento 3
Pepino 5
Rbano 4
Zanahoria 3
Tomate 3

/td>

Una semilla viable es la que es capaz de germinar y dar lugar a una planta La conservacin La semilla no puede conservar su capacidad de germinacin de forma indefinida. El mantenimiento de la viabilidad de la semilla depende mucho de las condiciones de almacenaje. Las semillas hortcolas deben conservarse secas, en un lugar fresco y protegido de la luz. Debemos seguir los siguientes consejos:

La semilla se debe conservar con el mnimo de humedad posible, si se nos ha humedecido debemos dejarla secar en una bandeja. Despus se guarda en un recipiente hermtico para evitar que se vuelva a humedecer. Par disminuir la humedad se puede aadir gel de slice dentro del recipiente de conservacin. El lugar de conservacin debe ser fresco, la nevera es un espacio ptimo para la mayora de semillas siempre que el recipiente o la bolsa est hermticamente cerrada, en caso contrario se puede malograr. En el recipiente o bolsa escribiremos la fecha, la especie y el origen de la semilla.

Cuando queramos utilizar la semilla despus de un periodo largo de conservacin podemos hacer una prueba de germinacin para asegurarnos de su viabilidad. Se trata de poner algunas semillas en varias capas de papel hmedo, a una temperatura de 20-25 (en el interior de casa) y observar la germinacin despus de una o dos semanas. Un pote hermtico y bien etiquetado es un lugar ideal para conservar las semillas

¿Qué temperatura aguantan las semillas?

INVESTIGACIONES EFECTO DE LA TEMPERATURA SOBRE LA GERMINACIÓN DE CUATRO GENOTIPOS DE MANÍ (Arachis hypogaea L.) TEMPERATURE EFFECT ON THE GERMINATION OF FOUR PEANUT GENOTYPES (Arachis hypogaea L.). Rolando Caroca 1, Nelson Zapata 1 *, Marisol Vargas 1 1 Facultad de Agronomía, Universidad de Concepción, Casilla 537, Chillán, Chile.

RESUMEN Se evaluó el efecto de la temperatura sobre la germinación de cuatro genotipos de maní (Arachis hypogaea L.) identificados como L3, L6, L18 y L20. Con cada genotipo se estableció un ensayo con un diseño completamente al azar, con cuatro repeticiones de 50 semillas cada uno. Las temperaturas de germinación consideradas en cada ensayo fueron 12, 14, 16, 18, 20, 22, 24, 26, 28, 30, 32, 34, 36 y 38°C.

Las variables evaluadas fueron: porcentaje de germinación, índice de velocidad de germinación y determinación de temperatura base, óptima y máxima de germinación. En general los resultados obtenidos para los cuatro genotipos, tanto en el porcentaje como el índice de velocidad de germinación a temperaturas entre 30 a 32°C, fueron significativamente superiores a los obtenidos en las temperaturas extremas de 12°C y 38°C.

  • Para los genotipos evaluados la temperatura óptima de germinación (T o ) se encontró en el rango de temperaturas de 30,5 a 33,4°C, con valores base (T b ) de 11,3 a 12,5°C y máximos (T m ) de 40,8 a 44,9°C.
  • Palabras clave: maní, temperatura, germinación, tasa de germinación.
  • ABSTRACT The effect of temperature on the germination of four genotypes of peanuts (Arachis hypogaea L.) was evaluated.

Genotypes were identified as L3, L6, L18 and L20. Trials for each genotype were carried out using a completely randomized design with four replications of 50 seeds each. Germination temperatures considered in each trial were 12, 14, 16, 18, 20, 22, 24, 26, 28, 30, 32, 34, 36, and 38°C.

The variables evaluated were germination percentage and germination speed index. Minimum, optimum and maximum germination temperatures were also determined. In general, the results obtained for the four genotypes under study in both germination percentage and speed index were significantly higher at temperatures between 30 to 32°C compared to those obtained at temperatures of 12°C and 38°C.

The optimum germination temperature ( T o ) for the genotypes evaluated ranged between 30.5 and 33.4°C. Minimum germination temperature (T b ) varied from 11.3 to 12.5°C, while maximum temperature ( T m ) ranged from 40.8 to 44.9°C. Key words: peanut, temperature, germination, germination rate.

  1. INTRODUCCIÓN Entre los factores ambientales que influyen en la germinación de una semilla y la velocidad con que ello ocurre se puede mencionar, humedad del sustrato, temperatura, luz, oxígeno, y dióxido de carbono, entre otros (Probert, 2000).
  2. De los factores antes mencionados, la humedad y temperatura son los más determinantes en el proceso de germinación, y cuando la humedad no es limitante, la tasa y el porcentaje de germinación dependen de la temperatura (Hadas, 2004).

El efecto de la temperatura sobre la germinación estaría relacionado con las enzimas que regulan la velocidad de las reacciones bioquímicas que ocurren en la semilla tras su rehidratación (Rajjou et al., 2012). Además la germinación de una semilla se produce dentro de un rango determinado de temperatura, donde es posible identificar: temperatura base, óptima y máxima de germinación, las que pueden ser determinadas experimentalmente (Finch-Savage, 2004).

La temperatura base es el límite inferior sobre la cual se produce la germinación; en general las temperaturas base, óptima y máxima pueden ser muy variables entre especies e incluso entre cultivares de una misma especie (Finch-Savage, 2004). En especies pertenecientes a la familia Fabaceae, como es el caso de la soya (Glycine max L.), las semillas responden a una temperatura base inicial de crecimiento de 10°C (Pascale y Damario, 2010), aunque en la actualidad existen cultivares que pueden germinar a menor temperatura.

En el caso del frejol (Phaseolus vulgaris L.), la temperatura mínima para que ocurra su germinación es de 8°C (Machado et al., 2006). A su vez, para maní (Arachis hypogaea L.) se indican temperaturas base para la emergencia entre 8 a 11,5°C. (Prasad et al., 2009).

  1. Desde el punto de vista agronómico, la temperatura del suelo determina el momento de establecimiento de un cultivo (Hadas, 2004).
  2. Así, conociendo la temperatura mínima requerida para la germinación se puede estimar la fecha óptima de siembra para maní, de modo que permita obtener el mayor rendimiento y calidad de grano posibles, ya que se ofrece al cultivo las condiciones ambientales más favorables para la máxima expresión del potencial genético contenido en la semilla (Giayetto et al., 2006).

El maní cultivado en Chile corresponde principalmente al tipo Español y Valencia, el cual ha sido tradicionalmente sembrado en la Región de O’Higgins, y específicamente en la Provincia de Cachapoal (Zapata, 2012). Para estos ecotipos no se tiene certeza sobre la temperatura mínima que debe tener el suelo para que ocurra su germinación, tampoco hay disponibles cultivares de maní adaptados a condiciones climáticas de diferentes zonas geográficas donde potencialmente pueda desarrollarse este cultivo (Zapata et al., 2012).

Por lo antes señalado, y dado que no se cuenta con información técnica precisa relacionada con requerimientos térmicos para la germinación de genotipos de maní chileno, el objetivo de este estudio fue determinar los efectos de la temperatura sobre el porcentaje y velocidad de germinación para los genotipos de maní L3, L6, L18 y L20; de igual modo, determinar la temperatura base, óptima y máxima de germinación para cada una de estas líneas.

MATERIALES Y MÉTODOS Genotipos empleados en la experimentación En este estudio se utilizaron cuatro genotipos de maní, identificados como Línea 3 tipo Virginia (var. hypogaea), Línea 6 tipo Valencia (var. fastigia-ta), Línea 18 tipo Runner (var. hypogaea) y Línea 20 tipo Valencia (var.

  1. Fastigiata), las cuales corresponden a selecciones obtenidas en el Laboratorio de Cultivos de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción.
  2. La semilla empleada en este estudio provenía de un cultivo experimental realizado la temporada 2012/13 en la Estación Experimental El Nogal de la misma casa de estudios, ubicada en Chillán, Región del Bíobío (36°35’56» S, 72°04’54» O, y 140 m.s.n.m).

Todos los lotes de semilla empleados en este estudio presentaban germinación ≥ 98%. Acondicionamiento de las semillas Una vez cosechado el cultivo, y con el propósito de bajar su humedad hasta 10% para evitar su deterioro, las vainas se secaron en horno con aire forzado a 40°C durante 48 horas, y posteriormente fueron descascaradas.

La semilla obtenida se dispuso sobre tamices con orificios circulares, y aquella que quedó retenida entre los tamices de 9 y 10 mm de diámetro fue empleada en la experimentación. Este calibre correspondía al tercio medio de los distintos tamaños de semilla obtenida en cada línea y fue el más representativo de cada línea.

Antes de ser sometida a las pruebas de germinación la semilla fue desinfectada con Fludioxonil + Mefe-noxam (Celest® XL 035 FS, Syngenta), considerando una dosis de 200 cm3 100 kg -1 de semilla. Ensayos de germinación Se estableció un ensayo para determinar el efecto de la temperatura sobre la germinación en cada genotipo.

Las temperaturas de germinación consideradas en cada ensayo fueron 12, 14, 16, 18, 20, 22, 24, 26, 28, 30, 32, 34, 36 y 38°C. En cada ensayo la unidad experimental correspondió a placas de Petri de vidrio de 140 mm de diámetro y 20 mm de alto, con dos capas de papel absorbente humedecido con agua destilada sobre el fondo de las placas y 50 semillas en su interior.

Se establecieron cuatro repeticiones por tratamiento. Una vez dispuestas las semillas en las placas, éstas fueron situadas en una cámara de germinación regulada a la temperatura respectiva y en condiciones de oscuridad. Evaluaciones Diariamente se contabilizaron las semillas germinadas desde su establecimiento hasta la estabilización; con los datos obtenidos se determinó: Porcentaje de germinación (PG).

  • Se consideró como semilla germinada aquella con una radícula de longitud mayor o igual a 2 mm.
  • El porcentaje de germinación (PG) se calculó con la siguiente fórmula.
  • PG = x 100.
  • Indice de velocidad de germinación (IVG).
  • Determinado según fórmula IVG = ∑, dónde: n i es el número de semillas germinadas en el intervalo de tiempo t i y ∑t i es el período en días desde la siembra hasta el día final de la experimentación (Ranal y Santana, 2006).

Determinación de temperatura de germinación base (T b ), óptima (T o ) y máxima (T m ). Se estimó T b, To y T m, para cada genotipo de maní considerando el tiempo en el que el 50% de las semillas germinaron. La tasa de germinación fue obtenida considerando el valor recíproco (Finch y Savage, 2004).

  • Los cálculos de T b y T m para cada índice fueron a través de regresiones lineales entre los índices y las temperaturas constantes.
  • T b y T m fueron obtenidas por extrapolación de la regresión correspondiente.
  • La T o se calculó en el punto de intersección de las dos regresiones que se obtienen para cada genotipo.

Diseño experimental y análisis de datos El diseño experimental utilizado en todos los ensayos fue completamente al azar, cada ensayo fue evaluado individualmente. Los resultados obtenidos fueron sometidos a un análisis de varianza (ANDEVA) con un nivel de confianza del 95%.

  • La comparación de las medias de los resultados obtenidos se efectúo mediante el Test de Duncan (P ≤ 0,05).
  • Los datos fueron analizados con el programa estadístico InfoStat Statistical® Versión 2013 (Balzarini et al., 2008).
  • RESULTADOS Y DISCUSIÓN Efecto de la temperatura sobre el porcentaje de germinación El porcentaje de germinación varió significativamente en todos los genotipos de maní cuando se sometieron a temperaturas entre 12 y 38°C ( Tabla 1 ).

A 12°C se obtuvieron los porcentajes germinativos más bajos en todos los genotipos evaluados. Para L3 se registró un 47% de germinación, valor que difiere estadísticamente (P ≤ 0,05) del resto de los tratamientos, de modo coincidente lo fue para la L6 (64%), L18 (24,5%) y para L20 (64,5%). En todos los genotipos la respuesta de germinación se incrementó con el ascenso de la temperatura por encima de 14°C. Para el rango comprendido entre 16 y 32°C se obtuvieron porcentajes germinativos que cumplen la norma de comercialización de semilla corriente para maní (> 80%) (SAG, 2015), siendo en todos los genotipos iguales o superiores al 90% ( Tabla 1 ). Para L3, el rango comprendido entre 18 y 32°C fue donde se obtuvieron los más altos porcentajes de germinación, no existiendo diferencias significativas (P > 0,05). Para L6, el valor más alto se obtuvo con 30°C con un 99,5% de germinación. Sin embargo, para el rango de 24°C a 30°C no se observaron diferencias significativas (P > 0,05). Para L18, a 30°C se obtuvo el mayor porcentaje de germinación (99,5%), difiriendo significativamente (P ≤ 0,05) del resto de las temperaturas evaluadas. Para L20, el mayor valor se obtuvo a 32°C con un 99%, sin embargo para el rango de 20 a 32°C no hubo diferencias significativas (P > 0,05). La respuesta de los genotipos al aumento de la temperatura puede estar relacionada con lo señalado por Carvalho y Nakagawa (2000), quienes indican que para cierto rango de temperaturas elevadas, la velocidad de absorción de agua y de las reacciones químicas es mayor y las semillas germinan más rápidamente. El porcentaje de germinación de maní descendió cuando la semilla se expuso a temperaturas que superaron los 32°C ( Tabla 1 ). A 38°C los cuatro genotipos registraron valores de germinación significativamente menores (P ≤ 0,05) comparados con la mejor respuesta y similares a los obtenidos con las temperaturas más bajas consideradas en el estudio. Así, a 38°C para la L3 se registró un 86% de germinación, para L6 un 83,5%, para L18 un 55%, y finalmente para L20 un 75,5%. Esto podría explicarse porque temperaturas muy altas pueden afectar los procesos metabólicos de la semilla e incluso dañarlas irreparablemente, y por lo tanto no se evidencia crecimiento del embrión (Butler et al., 2014). Los resultados obtenidos permiten afirmar que los requerimientos de temperatura para la germinación de los genotipos de maní evaluados fueron muy similares. A medida que las temperaturas fueron más bajas (12°C) el proceso de germinación fue más lento y se obtuvo un bajo porcentaje de germinación. Esto coincide con lo señalado por Fernández et al. (2006), quienes indican que las temperaturas bajas afectan la germinación del maní, ya que es una especie que se desarrolla en climas cálidos, subtropicales y tropicales, siendo la temperatura uno de los factores determinantes para su desarrollo. Cuando la semilla de maní se expuso a temperaturas sobre 12°C se observó una mayor germinación, llegando a valores máximos en los cuatro genotipos con temperaturas entre 30 y 32°C ( Tabla 1 ). El incremento de la temperatura sobre 32°C tuvo un efecto negativo en la germinación, lo que coincide con lo señalado por Carvalho y Naka-gawa (2000), quienes indican que la germinación sólo ocurre apropiadamente dentro de un determinado rango de temperaturas. Efecto de la temperatura sobre el índice de velocidad de germinación El índice de velocidad de germinación varió significativamente en todos los genotipos cuando se sometieron a temperaturas entre 12 y 38°C ( Tabla 2 ). El menor índice de germinación se observó cuando la semilla se expuso a 12°C. Así, los resultados obtenidos para L3 fue de 2,94, valor que difiere estadísticamente (P ≤ 0,05) del resto de los tratamientos. Esta respuesta también fue similar para el resto de los genotipos (L6, L18 y L20), obteniendo para 12°C valores de 3,84; 1,55 y 4,36, respectivamente. El incremento de la temperatura sobre 14°C, tuvo un efecto positivo en el índice de velocidad germinativa de los cuatro genotipos. Esto concuerda con lo expresado por Grey et al. (2011), quienes indican que, para la mayoría de los casos, la velocidad de germinación se incrementa al aumentar la temperatura, aunque también temperaturas muy altas tienden a disminuirla, en ese rango es posible encontrar la temperatura óptima de germinación. Este comportamiento puede ser observado para cada genotipo en la Fig.1, Así, de cada ecuación se obtuvo un índice de velocidad de germinación máximo de 17,2 para L3 a una temperatura de 27,5°C. De igual modo, y con la ecuación correspondiente, se obtiene para el resto de los genotipos (L6, L18 y L20) índices máximos de 17,7; 18,2 y 15,7, a temperaturas de 27,2; 26,9 y 27,1°C, respectivamente. Con temperaturas sobre 32°C disminuye el índice de velocidad germinativa de las semillas en estudio ( Tabla 2 ). Sin embargo, independientemente del genotipo, el aumento de la temperatura hasta 38°C disminuyó significativamente la velocidad de germinación, registrando para L3 un valor de 9,89. Igual comportamiento se observó para L6, L18 y L20, con valores de 9,59; 6,69 y 9,35, respectivamente. Los resultados obtenidos permiten afirmar que el índice de velocidad de germinación de los genotipos evaluados es muy similar para cada temperatura estudiada. A medida que las temperaturas son más bajas (12°C) se obtienen los menores niveles de semillas germinadas día -1, Según Carvalho y Nakagawa (2000), las temperaturas bajo la óptima tienden a reducir la velocidad del proceso germinativo, exponiendo a las semillas a factores adversos, pudiendo llevar incluso a la reducción total de la germinación. Tabla 2. Efecto de la temperatura sobre el índice de velocidad de germinación de cuatro líneas de maní. Table 2. Effect of temperature on the germination speed index of four peanut lines En todos los genotipos, las temperaturas sobre 14°C permitieron un incremento del índice de velocidad de germinación llegando hasta su óptimo ( Fig.1 ). Cabe destacar que según Carvalho y Nakagawa (2000) los requerimientos de temperatura óptima para la germinación de las semillas no siempre coinciden con la temperatura para alcanzar la máxima velocidad de germinación. Las altas temperaturas (> 32°C) afectaron negativamente la velocidad germinativa de las semillas. Este efecto negativo puede tener relación con lo expuesto por Finch-Savage (2004), quienes señalan que una vez llegado al nivel óptimo de temperaturas, donde la velocidad germinativa es mayor, ocurre un descenso a medida que las temperaturas se acercan a su límite máximo donde se produce un daño irreversible en las semillas. Determinación de temperatura de germinación base (T b ), óptima (To) y máxima (T m ). La temperatura cumple un rol esencial en la germinación de la semilla de maní, por ello es necesario determinar las temperaturas críticas para este proceso ( Fig.2 ). Para el genotipo L3 la temperatura base calculada fue de 12,3°C con una óptima de 32,2°C y una máxima de 44,8°C. A su vez, para el genotipo L6 se obtuvo una temperatura base calculada de 11,5°C con un valor óptimo de 33,4°C y una temperatura máxima de 44,9°C. En tanto que para el genotipo L18 la temperatura base calculada fue de 12,2°C, con un valor óptimo de 30,5°C y una máxima de 43,9°C. Finalmente, con el genotipo L20 se obtuvo una temperatura base de 11,3°C, temperatura óptima de 31,7°C y una temperatura máxima de germinación de 40,8°C. Los valores de T b obtenidos para estas líneas fueron superiores a lo informado para para maní por Awal e Ikeda (2002), quienes obtuvieron 50% de emergencia con una temperatura de 9,9°C. La respuesta obtenida para los cuatro genotipos evaluados demuestra que la tasa de germinación aumenta linealmente con la temperatura desde T b hasta T o, y luego sobre la T o disminuye abruptamente hasta T m, La temperatura base de germinación para los cuatro genotipos del presente estudio estuvo entre 11,3 y 12,5°C, similar a los descrito por Prasad et al. (2006), quienes señalan que la temperatura base promedio de emergencia para diferentes cultivares de maní varía de 11 a 13°C. Lo datos de T b obtenidos indican que estos genotipos deben sembrarse a partir de una fecha en la cual la temperatura del suelo supere los valores antes señalados. La temperatura óptima de germinación estuvo entre el rango de 30,5 y 33,4°C. Finalmente, la temperatura máxima de germinación para los genotipos evaluados está en el rango de 40,8 y 44,9°C. Cabe destacar que los resultados obtenidos en este estudio para las temperaturas óptima y máxima, están dentro del rango de lo descrito por Prasad et al. (2009), quienes indican que maní, las temperaturas óptima y máxima de germinación van desde 28 a 36°C, y desde 41 a 47°C, respectivamente. Fig.1. Relación entre las temperaturas y el índice de velocidad de germinación de cuatro líneas de maní. Fig.1. Relationship between temperatures and the germination speed index of four peanut lines. CONCLUSIONES Las temperaturas extremas (12 y 38°C) disminuyen y retardaron tanto el porcentaje como el índice de velocidad de germinación de todas las líneas de maní evaluadas, pero particularmente de las líneas L3 y L18.

  1. Las líneas L6 y L20 presentaron mejor desempeño a bajas temperaturas, por lo que podrían ser sembradas más tempranamente en campo en comparación con las líneas L3 y L18.
  2. La temperatura óptima de germinación (T o ) para estos genotipos de maní se encuentra en el rango de 30,5 a 33,4°C, con valores base (T b ) de 11,3 a 12,5°C y máximos (T m ) de 40,8 a 44,9°C.
See also:  Cual Es El Mejor Magnesio Para Adelgazar?

RECONOCIMIENTOS El presente estudio se realizó con el apoyo de la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad de Concepción, proyecto DIUC N° 211.122.022-1.0. Fig.2. Relación entre temperatura y la tasa de germinación de cuatro líneas de maní. Fig.2. Relationship between temperature and the germination rate of four peanut lines. LITERATURA CITADA Awal, M.A., and T. Ikeda 2002. Effects of changes in soil temperature on seedling emergence and phenological development in field-grown stands of peanut.

  1. Environ. Exp.
  2. Bot.47:101-113.
  3. Balzarini, M.G., L.
  4. González, M.
  5. Tablada, F.
  6. Casanoves, J.A.
  7. Di Rienzo, y C.W.
  8. Robledo.2008.
  9. InfoStat: software estadístico: manual del usuario.
  10. Version 2008.
  11. Brujas, Córdoba, Argentina.
  12. Butler, T.J., A.E.
  13. Celen, S.L. Webb, D.
  14. Rstic, and S.M.
  15. Interrante.2014.
  16. Temperature affects the germination of forage legume seeds.

Crop Science 54:2846-2853. Carvalho, N.M. e E.J. Nakagawa.2000. Sementes: ciencia, tecnología e producao. Jaboticabal, Funep, Brasil. Fernández, E.M., O. Giayetto, y L. Cholaky.2006. Crecimiento y desarrollo.p.73-85. En E.M. Fernández y O. Giayetto (eds.). El cultivo del maní en Córdoba.

Universidad Nacional de Río Cuarto, Río Cuarto, Argentina. Finch-Savage, W.E.2004. The use of population-based threshold models to describe and predict the effects of seedbed environment on germination and seedling emergence of crops.p.51-96. In R.L. Benech-Arnold and R.L. Sánchez (eds.). Seed physiology: applications to agriculture.

Haworth Press, New York, USA. Giayetto, O., E.M. Fernández, y G. Cerioni.2006. Fecha y modelos de siembra.p.157-168. En E.M. Fernández y O. Giayetto (eds.). El cultivo del maní en Córdoba. Universidad Nacional de Río Cuarto, Río Cuarto, Argentina. Grey, TL, J.P.

  1. Beasley, T.M.
  2. Webster, and C.Y.
  3. Chen.2011.
  4. Peanut seed vigor evaluation using a thermal gradient. Int.J.
  5. Agron.2011:1-7.
  6. Hadas, A.2004.
  7. Seedbed preparation: The soil physical environment of germinating seeds.p.3-49. In R.L.
  8. Benech-Arnold and R.A.
  9. Sanchez (eds.).
  10. Handbook of Seed Physiology: Applications to Agriculture.

Food Product Press, New York, USA. Machado, B., M.R. Prioli, A.B. Gatti, and V.J. Mendes.2006. Temperature effects on seed germination in races of common beans (Phaseolus vulgaris L.). Acta Scientiarum Agronomy 28:155-164. Pascale, A.J., y E.A. Damario.2010.

  1. Clasificación por tipos agroclimáticos para el cultivo de la soja. Rev. Fac. Agron. (B.
  2. Aires) 30:1-73.
  3. Prasad, P.V.V., K.J.
  4. Boote, J.M.G.
  5. Thomas, L.H.
  6. Allen, Jr., and D.W.
  7. Gorbet.2006.
  8. Influence of soil temperature on seedling emergence and early growth of peanut cultivars in field conditions.J. Agron.
  9. Crop Sci.192:168-177.

Prasad, P.V.V., V.G. Kakani, and H.D. Upad hyaya.2009. Growth and production of groundnut.p.1-26. In W.H. Verheye (ed.). Soils, Plant Growth and Crop Production. Encyclopedia of Life Support Systems. Eolss Publishers, Oxford, UK. Probert, R.J.2000. The role of temperature in the regulation of seed dormancy and germination.p.261-292.

In M. Fenner. (ed.). Seeds: The Ecology of Regeneration in Plant Communities. CAB International, Wallingford, United Kingdom. Rajjou, L., M. Duval, K. Gallardo, J. Catusse, J. Bally, C, Job, and D. Job.2012. Seed germination and vigour. Annual Review of Plant Biology 63:507-33. Ranal, M.A., and D.G. Santana.2006.

How and why to measure the germination process? Rev. Bras. Bot.29:1-11. SAG.2015. Resolución Exenta N° 31. Establece requisitos para la comercialización de semilla corriente. Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Santiago, Chile. Zapata, N.2012. Cultivo del maní.

¿Qué semillas se pueden almacenar?

Actualizado: 05/12/2021 A medida que tu huerto comience a dar sus frutos, tendrás que aprender a almacenar de forma correcta las semillas. Si quieres empezar a guardar semillas, te recomendamos los frijoles o guisantes. ¿Por qué? Las leguminosas son las semillas más fáciles de guardar y las más fáciles de germinar, No puedes equivocarte. Así puedes aprender los fundamentos básicos.

¿Cuál es la tela que más se arruga?

Elige bien y plancharás menos –

Una buena elección de las prendas que compramos reduce tiempo de planchado. Y para acertar, la clave está en mirar la etiqueta, donde se indica de qué material están fabricadas. Si huimos de la plancha, lo ideal es escoger ropa con un porcentaje, aunque sea pequeño (a poder ser de un 25%), de licra,

  • El lino es una de las prendas que más se arruga, al igual que el algodón 100% o la seda.
  • «Cuanta más fibra natural tiene una prenda, más tiende a arrugarse.
  • A mayor porcentaje sintético en su composición, menos tendremos que planchar,
  • Pero yo recomiendo comprar ropa que realmente nos apasione y optar por una planchadora vertical, que es más sencilla y eficaz: se llena con un cazo de agua y en dos minutos echa un vapor muy similar al de la plancha tradicional», apunta el diseñador vizcaíno Eder Aurre.

Y, ojo, otra opción es decantarte por aquellas prendas que han sido diseñadas para llevarlas arrugadas.

  1. 2

    ¿Qué es un casimir Super 100?

    Que significa «Super 100’s» o «Super 120’s» En la sastrería moderna existen una gran cantidad de términos que son importantes conocer a la hora de comprar una prenda de vestir hecha a la medida, especialmente si buscamos características particulares en ella.

    • Por ejemplo, en Panamá se deben considerar características especiales para nuestra prenda buscando siempre trajes que se adapten al clima húmedo de nuestro país, pero al mismo que tenga un grado de frescura tal que resulta agradable o que no moleste al usarlo en días calientes.
    • Cuando un traje esta fabricado en base a lana o «wool» en ingles, estos muchas veces vienen marcados con una etiqueta que dice «super 100’s» o «super 120’s».

    Esto es muy común en trajes que vienen «ready to wear» o listos para usar. Pero, te has preguntado: ¿qué significa este número o frase? Bueno, aqui te lo explicamos. La palabra «SUPER» en la etiqueta de un traje de lana indica la finura de la lana utilizada en la fabricación de la prenda.

    • Los números también se pueden encontrar en la tela de lana y el hilo.
    • Los números S para productos de lana fina están destinados a indicar, con precisión, la finura de la lana utilizada en el producto, medida en micrómetros.
    • La finura de la fibra es uno de los factores que determinan la calidad y el rendimiento de un producto de lana.

    En los últimos años se ha convertido en un importante dispositivo de comercialización utilizado por muchas fábricas, fabricantes de prendas de vestir y minoristas. El número S aparece como un plural con una «s» o «‘s» después del número, como 100 o 100.

    La palabra «super» originalmente significaba la mejor lana, (llamada lana de elección en los Estados Unidos) Como ahora se usa Super para identificar la lana pura nueva y también se puede usar para telas hechas de lana mezclada con fibra rara (como mohair, lana de cachemira y alpaca), y también con seda.

    Se permite la inclusión de Elastane para dar un efecto de estiramiento a la tela, como también la inclusión de hasta 5% de hilos que no sean de lana para efectos decorativos. Para descripciones de tejidos de mezcla de lana, no se permite la palabra Super. Sacos hechos a la medida en Panamá Es importante mencionar que, si bien es cierto, entre mas alto es el numero, en teoría, más alta es la calidad de su tela. Decimos «en teoría» porque muchas entidades alrededor del mundo manipulan estos números para mercadear mejor sus productos, sin embargo, estas compañías no siguen las regulaciones de la International Wool Textile Organisation ( ) la cual se encarga de estandarizar este sistema.

    Con esto quiero decir que, muchas compañías lo ponen, pero no es real. Por eso, es muy importante estar bien asesorado al momento de escoger su tela o su prenda de vestir. Para finalizar, quiero resumir que estos números o frases se refieren directamente al ancho de las fibras de lana que fueron utilizadas para confeccionar la tela con la cual el traje fue confeccionado.

    En Panamá se recomienda utilizar trajes Super 100 y Super 120 ya que su calidad es alta, pero al mismo tiempo soportan más las altas temperaturas de Panamá y su humedad. Trajes por encima de estas denominaciones deben comprarse para usos muy particulares en donde se pretende su utilización en pocas veces del año y se mantienen en condiciones favorables para su conservación en casa.

    ¿Qué significa el Super 120?

    ¿Qué significa que un traje sea súper 120, súper 130, súper 140? – Significa el nivel de calidad de la lana. La calidad de mayor nivel comienza con los trajes súper 120, lo cual se refiere al número de puntadas que tiene por cada centímetro cuadrado. Así, una lana súper 130, 140, etc., indica una mayor calidad de la lana (reconocible tanto a la vista como al tacto).

    ¿Que meter en un saco de semillas?

    Otros ingredientes – Estos saquitos, además de las semillas, en algunos casos también llevan plantas naturales en su interior. Estas desprenden un agradable aroma al ser calentadas en el microondas y te envuelven mientras usas tu saquito, preferiblemente en un momento de relajación.

    Ergonómicas, Se adaptan a tu cuerpo a la perfección y son muy cómodas. Higiénicas, No manchan ni desprenden olor al ser calentadas en el microondas. Resistentes, No se secan si las usamos correctamente. Aromáticas, No desprenden mal olor. Al combinar con plantas todavía huelen mejor. Terapéuticas, Retienen el calor lo suficiente para aplicar sobre músculos doloridos.

    Pero, al fin y al cabo es una cuestión de gustos. ¿Todavía no los has probado? Quizá sea el momento de comprar tu saco térmico de semillas,

    ¿Cómo hacer un guatero?

    Lo único que has de hacer es coger un calcetín grueso de lana, lo llenas con arroz y cierras bien. Luego calientas el calcetín, en el microondas, o en la secadora y lo podrás aplicar directamente sobre el cuello, la espalda, las piernas o cualquier zona en la sientas dolor muscular.

    ¿Cuál es la semilla de trigo?

    El grano de trigo es ovalado, parecido al arroz, con las puntas redondeadas. De una de ellas sobresale el germen y en la otra hay un mechón de pelos finos que se conoce como pincel, por su forma. Los granos pueden ser blandos o duros. Estos granos se muelen para la obtención de harina para pan.

    ¿Cómo hacer una compresa de alpiste?

    Cómo hacer una bolsa de semillas casera – Paso 1 : Empieza cortando dos rectángulos iguales de los dos tipos de tela (estampada y la lisa). En función de cómo quieras que sea el tamaño de la bolsa, se determinará las dimensiones de estos rectángulos. Paso 2 : Coge el trozo de tela lisa y dobla al revés por su mitad.

    Cose todo su contorno dejando una abertura. Da la vuelta a la tela cuando ya la tengas cosida. Una vez hayas acabado de coser la bolsa, rellena con las semillas 2/3 partes. Posteriormente, cose la abertura que habías dejado para introducirlas. Paso 3 : Coge el rectángulo de tela estampada, dobla por la mitad por su revés y cose obteniendo una bolsa pero dejando de nuevo una abertura.

    Coloca la bolsa de tela lisa ya rellena de dentro de la bolsa de tela estampada, cerrando la abertura que habías dejado, con lo que nuestra bolsa de semillas tendrá dos capas de tela y será más resistente. ¡Y listo! Ya puedes meter la bolsa en el microondas durante 2-3 minutos con un vaso de agua y hacer uso de ella tantas veces como quieras. Los sacos de calor para aliviar dolores también se pueden hacer con pipas de uva,